ACTUALIDAD

Las secuelas oculares provocadas en algunos afectados por la COVID-19 serían similares a las de los pacientes con neuropatía diabética y enfermedad de ojo seco

  • Las secuelas de la COVID-19 en los ojos de los pacientes podrían perdurar hasta 10 meses después de sufrir la enfermedad  
  • El 91% de los pacientes afectados por la COVID-19 presentan alteraciones en el tejido nervioso corneal, compatibles con una neuropatía de fibras periféricas. 
  • El hallazgo ha sido expuesto en una investigación realizada por el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, el Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA) y el Instituto de Neurociencias de la Universidad Miguel Hernández y publicada en The Ocular Surface 

 

Madrid, 15 de diciembre de 2021.- La COVID-19 afecta a la salud ocular, incluso después de haber superado la enfermedad. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigadores formado por oftalmólogos y optometristas del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV), el Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA) y el Instituto de Neurociencias, centro mixto de la Universidad Miguel Hernández (UMH) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través de un estudio que asocia la infección por Sars-Cov-2 y la neuropatía de fibras pequeñas en la córnea y que ha sido publicado en la prestigiosa revista The Ocular Surface. 

 

Las alteraciones morfológicas encontradas en córneas de pacientes con COVID-19 son similares a las encontradas en córneas diabéticas y con enfermedad de ojo seco”, comenta Alberto Barros, optometrista del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega. “El dolor y la incomodidad concuerdan con los síntomas de estas enfermedades y se acompañan de pérdida funcional y alteración de la sensibilidad”, señala el experto del IOFV. En los pacientes esto influye en incomodidad, sequedad, irritación e incluso episodios de dolor. Los ojos se vuelven más sensibles a condiciones externas, como el aire acondicionado, manifestando sensación de arenilla o de pinchazo.  

 

Esta investigación ha reunido a un grupo de pacientes que habían superado la COVID-19, examinados bajo microscopía confocal para obtener imágenes de las fibras nerviosas de la córnea. “El 91,3% de los pacientes presentaron alteraciones en el tejido nervioso corneal, compatibles con una neuropatía de fibras periféricas”, destaca el Dr. Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso, oftalmólogo del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) “La infección viral causa axonopatía de las fibras sensoriales, que se vuelve crónica después de la recuperación de los pacientes”. 

 

Además, hay indicios que señalan que estas secuelas pueden ser de larga duración. Los daños se mantenían tanto a los 3, como a los 6 y 10 meses de haber pasado la enfermedad, e incluso en algunos casos empeoraban dichas alteraciones, lo que nos lleva a pensar que esas variaciones se pueden mantener a lo largo del tiempo. 

 

Las secuelas que la COVID-19 deja en las personas, tanto durante el transcurso de la enfermedad como después de superarla, han sido objeto de estudio desde que conocemos el virus. “Nos llamaba la atención, inicialmente, que hubiese pacientes que perdían el olfato y eran incapaces de apreciar los sabores. Sabemos que la función somatosensorial de este sentido está mediada por el nervio trigémino y éste comparte una rama que inerva la córnea”, comenta uno de los autores de este estudio. “Pensamos que, valorando la inervación de la córnea, podíamos ver si había alguna alteración en ese nervio, asociada a una infección por coronavirus”, apunta la Dra. Juana Gallar, del Instituto de Neurociencias de la Universidad Miguel Hernández-CSIC de San Juan de Alicante. 

 

La publicación científica de este estudio se puede consultar de forma gratuita hasta el 7 de enero de 2022 a través del enlace https://doi.org/10.1016/j.jtos.2021.10.010 

 

Sobre el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) 

El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) constituye, desde hace 135 años y cinco generaciones, una referencia nacional e internacional en la especialidad de Oftalmología, gracias a su triple faceta asistencial, docente e investigadora. De acuerdo al Monitor de Reputación Sanitario, el IOFV es el centro privado con mejor reputación de España entre los profesionales sanitarios y los pacientes. En Oviedo se encuentra la sede principal, donde radica la actividad clínico-quirúrgica, y en Madrid, un centro clínico para primeras revisiones y seguimiento de los pacientes. El Instituto está orientado a ofrecer, a los más de 110.000 pacientes que recibe al año, una atención excelente, garantizada por la humanidad, conocimientos y experiencia de los más de 200 profesionales sanitarios que trabajan en sus instalaciones. La incorporación de los últimos avances tecnológicos, y la revisión interna constante de la calidad y seguridad de los procedimientos médicos y quirúrgicos, son señas de identidad en su actividad asistencial. Además, el Instituto cuenta con dos Fundaciones, la Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO) y la Fundación Fernández-Vega (FFV), que complementan la vocación de investigación traslacional y de compromiso social. 

 

Sobre la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH) 

La Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche es una universidad pública de calidad, activa, participativa y multidisciplinar. Destaca en los ámbitos de Ciencias de la Salud, Psicología, Ciencias Físicas e Ingeniería y Tecnología. Según el Ranking británico THE, se sitúa entre las 10 mejores universidades de España. La UMH cuenta con cuatro campus en Elche, Orihuela, Sant Joan d’Alacant y Altea. Ocupa la séptima posición del ranking de universidades con mayor número de publicaciones por profesor con un índice de 1,38. El U-Ranking 2020 de la Fundación BBVA y el IVIE sitúa a la UMH por encima de la media de las universidades españolas en los apartados de Investigación e Innovación y Desarrollo Tecnológico, ostenta la tercera posición entre todas las universidades españolas. Gracias a un especial empeño en la transferencia de los resultados de la investigación, la UMH ha generado más de 140 empresas de base tecnológica desde su Parque Científico. Asimismo, ha alcanzado la máxima puntuación en el índice de calidad de la transferencia, elaborado por la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CyD). El Instituto de Neurociencias UMH CSIC es uno de los cuatro institutos de investigación de la UMH y está acreditado como Centro de Excelencia Severo Ochoa. 

Déjanos tus datos
Nos pondremos en contacto contigo