ESTUDIO DE ASOCIACIÓN ENTRE VARIANTES GENÉTICAS DE LAS METALOTIONEÍNAS Y LA DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD - Fundación de Investigación Oftalmológica

ESTUDIO DE ASOCIACIÓN ENTRE VARIANTES GENÉTICAS DE LAS METALOTIONEÍNAS Y LA DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD

15/12/2017
La Unidad de Genética Ocular de la Fundación de Investigación del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega ha publicado un artículo en la revista científica “Ophthalmic Genetics”, titulado “Estudio de asociación genética entre variantes de las metalotioneínas y la degeneración macular asociada a la edad en una población del norte de España”.

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad ocular neurodegenerativa e irreversible, que altera de manera drástica la visión, siendo la principal causa de ceguera en personas mayores de 65 años. Los principales factores de riesgo son la edad, el tabaquismo, la dieta y el componente genético. Clínicamente la DMAE se caracteriza por una forma inicial (temprana) que evoluciona a dos fenotipos patológicos, la forma seca, más prevalente y que representa aproximadamente el 80% de los casos, y la forma húmeda, más severa, que afecta al 20% restante.

 

La principal característica clínica de la forma seca de la DMAE es la presencia de depósitos extracelulares, denominados drusas, en la región macular de la retina, área del ojo responsable de la agudeza visual. La formación de las drusas es un proceso complejo en el que intervienen diversos tipos de moléculas, metabolitos, y elementos químicos como el zinc (Zn). Las metalotioneínas (MTs) son las principales proteínas reguladoras del control del zinc, y un desequilibrio en el sistema Zn-MTs podría estar relacionado con la formación de las drusas y en consecuencia con el desarrollo de la DMAE. Numerosos estudios han asociado a distintas variantes genéticas de las MTs con diferentes patologías, muchas de ellas relacionadas con el envejecimiento.

 

En este estudio se ha analizado por primera vez la posible asociación de variantes genéticas localizados en los genes de las metalotioneínas con la DMAE y sus distintas formas clínicas (neovascular y seca). El resultado más destacable ha sido la asociación de una variante del gen MT2A con la forma seca de la DMAE, observando que proporciona más de 9 veces de incremento de riesgo a padecerla. Este resultado tiene gran importancia ya que es el primer trabajo hasta la fecha en el que se ha estudiado la asociación genética de las MTs con esta patología ocular. Cabe destacar la posible implicación que pueda tener este hallazgo en el desarrollo de la forma seca de la DMAE ya que casi el 10% de los pacientes analizados que la padecen portan esta alteración genética de riesgo.
Este cambio genético se localiza en el promotor del gen MT2A e inhibe la unión de factores de transcripción en esta región, afectando a la inducción de la transcripción del gen MT2A. Este resultado parece indicar que esta variante puede alterar la síntesis de la proteína MT2A, una de las más abundantes en los tejidos oculares humanos, afectando así la homeostasis de zinc en pacientes con la forma seca de la
DMAE.

 

En este trabajo, que está enmarcado en la Línea de investigación de la FIO denominada: “Genética en enfermedades oculares humanas”, han participado los investigadores del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega: Dra. Montserrat García, Dra. Lydia Álvarez, Ángela Fernández, Dr. Héctor González Iglesias, Dra. Beatriz Fernández-Vega, Dra. Eva Villota, Dr. Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso, Dr. Álvaro Fernández-Vega y Dr. Miguel Coca-Prados junto con la colaboración del Dr. Julio Escribano de la Universidad de Castilla La Mancha.


Este estudio ha sido cofinanciado por la Fundación Rafael del Pino, la Fundación María Cristina Masaveu Peterson , el programa Torres Quevedo del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA) del Gobierno del Principado de Asturias y fondos FEDER mediante el proyecto IDE/2016/000214.
Para obtener información completa y detallada, consulte: Ophthalmic Genetics, 2017, doi: 10.1080/13816810.2017.1288825.

 

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.