UNIDAD DE NEUROBIOLOGÍA DE LA RETINA

GRUPO DE INVESTIGACIÓN EN la unidad de neurobiología de la retina

 

Investigador Principal: Prof. Neville N. Osborne

Investigadora Post-doctoral: Dra. Susana del Olmo Aguado

Investigadoras Pre-doctorales:

  • Dña. Claudia Núñez Álvarez
  • Dña. Carlota Suárez Barrio

Investigadora contratada: Dña. Raquel Martínez Vázquez

Becaria colaboración: Dña Ana Sofía Álvarez

Línea de investigación

El grupo de Neurobiología de la Retina desarrolla su trabajo en base a dos líneas de investigación:


  1. La fisiopatología de las enfermedades neurodegenerativas. El estudio de las bases moleculares de las patologías que afectan a la retina es fundamental para el desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas.
  2. Neuroprotección. Este equipo de investigación estudia y analiza diversos agentes con potencial neuroprotector.


Ambas líneas de acción tienen como objetivo poder ofrecer tratamientos más eficaces que mejoren la función visual y la calidad de vida de los pacientes.

EL GLAUCOMA Y LA DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD (DMAE)

Son las responsables de un elevado porcentaje de las discapacidades visuales, siendo el glaucoma la primera causa de ceguera irreversible

 

El glaucoma es una neuropatía óptica asociada a la degeneración de los axones de las células ganglionares de la retina que conlleva una pérdida de campo visual irreversible. No presenta una sintomatología clara hasta que la enfermedad se encuentra en un estado avanzado y por tanto el diagnóstico suele producirse cuando ya existe un importante daño neuronal.

La DMAE provoca un deterioro progresivo del epitelio pigmentario de la retina y de las células fotorreceptoras produciendo una pérdida de la visión central. Existen dos formas de DMAE; seca o atrófica y húmeda o exudativa. La DMAE atrófica es la forma más frecuente de la patología, afectando a más del 80% de los pacientes y suele estar relacionada con el envejecimiento.

 

Con la edad los desechos del elevado metabolismo que requiere la retina, se van acumulando entre la coroides y la retina formando depósitos denominados drusas. Esto provoca la separación de la retina de la fuente de la que se nutren los fotorreceptores y como consecuencia se produce la degeneración y muerte de las células.

Ambas patologías tienen mayor prevalencia en personas de edad avanzada por lo que los expertos estiman que las cifras vayan en aumento debido al incremento de la esperanza de vida de la población.


Es por esto, que las enfermedades neurodegenerativas de la retina suponen un problema no resulto de importantes dimensiones que requiere de nuevos abordajes, ya que, hasta el momento, no existen tratamientos de elevada eficacia.


Conoce nuestros proyectos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.