El curso de "Queratoplastias y Terapias Regenerativas de la Córnea" concluye que las córneas artificiales podrían ver la luz en un futuro no muy lejano

El curso de "Queratoplastias y Terapias Regenerativas de la Córnea" concluye que las córneas artificiales podrían ver la luz en un futuro no muy lejano

16/05/2012
El cultivo y trasplante de córneas artificiales pone el broche final a este congreso en el que han participado más de doscientos profesionales del mundo de la Oftalmología.

El cultivo y trasplante de córneas artificiales pone el broche final al curso “Queratoplastias y Terapias Regenerativas de la Córnea”, celebrado en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) durante el pasado fin de semana y en el que han participado más de doscientos profesionales del mundo de la  Oftalmología. Un escenario en el que también se ha revelado cómo los trasplantes de córnea parciales o lamelares avanzan hacia la excelencia y se consolidan frente a los implantes totales.

En este encuentro se puso de manifiesto que el trasplante de córneas artificiales se ha presentado como una alternativa posible al de córneas humanas, podría ver la luz en un futuro no muy lejano y nos permitiría la realización de un mayor número de implantes. Este nuevo reto ha sido introducido por los doctores Álvaro Meana, Investigador Principal de Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO), del citado Instituto, quien dio a conocer los resultados de cultivos de endotelio corneal, y por Per Faherholm, de la Universidad de la Linköpins, en Suecia, quien mostró el trasplante de córnea artificial como una técnica en experimentación y expuso los resultados del ensayo clínico que ha realizado en diez pacientes en los últimos cuatro años.

En este marco, el profesor Luis Fernández-Vega, director médico del Instituto y presidente de la Sociedad Española de Oftalmología, hizo una revisión de todas las técnicas de trasplante de córnea y de cómo han ido evolucionando, desde las penetrantes hasta las lamelares. En este punto, hizo hincapié en que este tipo de trasplantes parciales ofrecen una serie de ventajas importantes. Concretamente, reducen el riesgo de rechazo al 2 por ciento frente al 20 por ciento de los totales, “porque se implanta menos tejido, se mantiene la integridad de la pared ocular durante toda la cirugía y se disminuye la realización de suturas. Además se mejora la agudeza visual del paciente, se acelera su rehabilitación visual y la córnea de un mismo donante puede servir para dos pacientes”.

La córnea es la lente y uno de los elementos más importantes del sistema óptico ocular que si pierde la transparencia por un traumatismo o por una enfermedad, se vuelve opaca, abandona su funcionalidad y requiere un trasplante. Hay enfermedades que afectan a sus tres capas (epitelio, estroma y endotelio) y requieren un trasplante clásico, también llamado penetrante o total. Sin embargo, en los casos en los que sólo se ve afectada una de las capas, es posible aplicar técnicas avanzadas selectivas y trasplantar únicamente la capa afectada.

En el caso de que la parte dañada sea sólo el endotelio (capa profunda de la córnea), el equipo de cirujanos del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega realiza una técnica compleja y muy poco habitual llamada Queratoplastia Endotelial (DMEK) para intercambiar el tejido dañado. Se trata de un método con el que sólo han sido intervenidos 2.000 pacientes en todo el mundo y sobre el que el  doctor Gerrit Melles, del Instituto de Innovación en Cirugía Ocular de Holanda, también ha presentado su experiencia en este desarrollo revolucionario. De la misma forma, los doctores del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega explicaron que si los tejidos enfermos son el epitelio (capa superficial de la córnea) y el estroma (capa intermedia), los cirujanos de esta clínica aplican la técnica Queratoplastia Lamelar Anterior Profunda (DALK).

El doctor José F. Alfonso Sánchez, director de la Unidad de Cirugía de Córnea, Cristalino y Refractiva, coordinador científico del IOFV y codirector del curso, afirmó que las queratoplastias lamelares, que hoy suponen el 20 por ciento de los trasplantes, irán ganando terreno a las penetrantes o totales. Así, esta última “quedará relegada a casos muy concretos. La clave es conseguir que los bancos de ojos cultiven estos tejidos y los suministren en condiciones óptimas”.

Para alcanzar este objetivo, el banco de ojos del Centro Comunitario de Sangre y Tejidos de Asturias, con el apoyo del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega y su Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO), han coordinado un sistema avanzado de procesamiento y cultivo de córneas que permite separar cuidadosamente las tres capas y alargar cuatro veces más su vida entre la donación y el trasplante. Así, según informa el doctor José F. Alfonso Sánchez, “se optimiza la calidad y salud de las células que se van a implantar, se realizan mejores controles microbiológicos y se dispone de más tiempo para buscar un receptor adecuado”.

El doctor José F. Alfonso Sánchez también ha dado a conocer la técnica original de este Instituto de Queratoplastia Protegida por Pseudocámara (PPK) que disminuye el riesgo de la operación con respecto a las técnicas penetrantes y nos permite afrontar cirugías de alto riesgo con seguridad por mantener, en todo momento, la integridad del globo ocular.

Por otra parte, el doctor Jesús Merayo, codirector del curso, mostró los buenos resultados que ha obtenido la Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO) al aplicar plasma rico en factores de crecimiento (PRGF) en forma de colirio, una composición regenerativa ante patologías graves de la superficie ocular.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.