PT Un equipo de la Fundación revisa la vista de aproximadamente 400 pacientes en Camboya

31/10/2012
PT Los voluntarios se trasladaron a Camboya del 31 de octubre al 11 de noviembre para prestar servicio oftalmológico a personas necesitadas.

Un grupo de oftalmólogos y optometristas de la Fundación Fernández-Vega se trasladó a Camboya del 31 de octubre al 11 de noviembre para prestar servicio oftalmológico a 390 personas necesitadas. Se trata de la tercera expedición que ha organizado la Fundación con este motivo en el país del sudeste asiático.

Concretamente, las personas que protagonizaron el viaje son los doctores Lucía y Javier Fernández-Vega -especialistas en las unidades de Oftalmología Pediátrica, Estrabología y Oculoplastia del Instituto-, así como la optometrista Silvia García.

Como novedad, este año la Fundación en colaboración con Topcon, ha donado dos equipos al hospital Camboyano Handa; un autorefractómetro y una lámpara de hendidura.

El lunes 5 de noviembre el equipo del Instituto revisó la vista de setenta pacientes, operó un pterigium y realizó varios lavados de vías lagrimales. Además atendió a una niña que viajó desde Filipinas para acudir a la consulta, porque padece retinopatía del prematuro. 

El martes 6 de noviembre prestó servicio oftalmológico a noventa personas, llevó a cabo varias cirugías y recibió a otro niño con hidrocefalia al que se le consiguió mejorar la visión gracias a unas de las muchas gafas que donan los pacientes del Instituto.

El miércoles 7 este equipo atendió a cincuenta pacientes en un pueblo lejos de Battambang y también realizó cirugías y el jueves 8 revisó a ochenta personas y operó a un paciente.

El resultado final fueron ocho cirugías de pterigium, cuatro de quistes palpebrales y numerosas exploraciones de vías lagrimales. Durante la expedición, el equipo de la Fundación Fernández-Vega repartió más de cuatrocientas gafas entre los pacientes camboyanos. En concreto dio 95 gafas de sol, 40 con graduación miópica, 30 con hipermetrópica y alrededor de 250 premontadas. Además, se habían llevado más gafas de las que se necesitaron, un material que se ha dejado en Camboya a la espera de la próxima expedición que organice la Fundación.

 

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.