Novedades de la investigación clínica en síndrome de apneas-hipopneas del sueño (SAHS). Aspectos oftalmológicos

Novedades de la investigación clínica en síndrome de apneas-hipopneas del sueño (SAHS). Aspectos oftalmológicos

12/01/2012
El director científico del Instituto de Investigación Bio-Araba del Hospital Universitario de Álava visitó las instalaciones de la FIO

El director científico del Instituto de Investigación Bio-Araba del Hospital Universitario de Álava, el Dr. Joaquín Durán-Cantolla, visitó las instalaciones de la Fundación de Investigación Oftalmológica, donde impartió un seminario de investigación en el marco del Programa de Formación Continuada en Oftalmología y Ciencias de la Visión que desarrolla la FIO.

Bajo el título “Novedades de la investigación clínica en síndrome de apneas-hipopneas del sueño (SAHS). Aspectos oftalmológicos”, el también profesor asociado de la Facultad de Medicina del País Vasco animó al equipo de la Fundación a profundizar en la investigación sobre la relación existente entre la apnea del sueño y las enfermedades oftalmológicas, un aspecto apenas estudiado hasta el momento. “Entre el 30 y el 90% de los pacientes que tienen el síndrome del párpado caído tienen también apneas del sueño, y en pacientes con apneas del sueño este síndrome es mucho más frecuente. De alguna forma están relacionadas, pero no sabemos cuál es la relación exacta porque hasta hace muy poco tiempo no se miraba esto en la esfera oftalmológica. El motivo de esta sesión es, precisamente, generar un nexo de unión entre la patología de la apnea del sueño y la esfera oftalmológica”.


El Dr. Durán-Cantolla puso también de manifiesto la relación entre la apnea del sueño y diversas patologías oftalmológicas como la neuritis anterior isquémica, el edema de papila, el glaucoma o el aumento de presión intraocular, debido a los cambios en la presión arterial, la caída en la presión de oxígeno y los daños que esto produce en la estructura íntima del nervio óptico, favoreciendo su degeneración. No obstante, aseveró que son solo algunas de las observaciones, ya que “existen otras relaciones que aún hoy estamos descubriendo porque hasta ahora no mirábamos en la dirección adecuada. Los oftalmólogos hacían su trabajo y los que nos dedicamos al sueño hacíamos el nuestro, pero no nos habíamos sentado juntos a ver que algunas cosas que pasan en la apnea del sueño ocurren por problemas oftalmológicos y que algunas cosas que ocurren en la apnea tienen consecuencias oftalmológicas que hasta ahora no habían sido miradas”.


Por eso, el Dr. Durán-Cantolla animó a establecer redes de trabajo que permitan crear conocimiento tanto sobre esta patología como sobre sus consecuencias oftalmológicas, y aseguró encontrarse en el lugar más adecuado para hacerlo. “Me llevo una impresión realmente favorable. Aquí hay un equipo que dedica dos millones de euros al año a la investigación, con 20 investigadores trabajando al primer nivel, desde nervio óptico hasta células madre. Realmente me parece, como investigador, una oportunidad poder tener la posibilidad de compartir conocimientos con un grupo así. Me voy muy satisfecho y con el inicio de proyectos de investigación en común”, afirmó.

 


La apnea del sueño es una enfermedad muy frecuente que afecta a la cuarta parte de la población. Durante el sueño, se relaja la musculatura de la garganta, que tiende a cerrarse y se produce una asfixia, dejando de respirar hasta que el cerebro se da cuenta, el oxígeno baja, el anhídrido carbónico sube y el paciente se despierta. Las apneas son repetitivas, de modo que el sueño está fragmentado por todos esos despertares, por lo que no es reparador, no sirve para descansar, y puede producir diversos efectos negativos en la eficacia y rendimiento del paciente, así como afecciones en el área cardiovascular y cerebrovascular. En España, alrededor de dos millones de personas tienen apneas del sueño en sus formas más graves, pero solo entre 100.000 y 200.000 están diagnosticados y tratados.
A nivel oftalmológico, se relaciona la apnea del sueño con el síndrome de párpado laxo, glaucoma, neuritis óptica y el síndrome del ojo seco grave.

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.