La Fundación de Investigación Oftalmológica y la ONCE se unen para analizar los avances científicos del glaucoma

15/03/2017
La Unidad de Enfermedades Neurodegenerativas de la Fundación de Investigación Oftalmológica persigue la detección precoz de la enfermedad mediante la búsqueda de biomarcadores proteicos y el estudio de los genes de riesgo asociados. Se calcula que el 50 por ciento de los pacientes que sufren glaucoma en España no está diagnosticado debido a la falta de síntomas hasta bien avanzada la enfermedad

Con motivo de la celebración de la Semana Mundial del Glaucoma y con el fin de concienciar a la sociedad sobre esta enfermedad y la importancia de un diagnóstico precoz, el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, a través de su Fundación de Investigación, ha organizado, en colaboración con la ONCE, una conferencia sobre los avances científicos de esta enfermedad degenerativa provocada por el aumento de la tensión ocular y primera causa de ceguera irreversible en el mundo occidental.

 

Para el doctor Héctor González, investigador principal de la Fundación de Investigación del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, es importante la presencia de pacientes con glaucoma en esta conferencia, ya que cumplen un papel relevante en el conocimiento de la enfermedad: “Nosotros investigamos el diagnóstico precoz de la patología, tratamos de desarrollar metodologías que puedan pronosticar el riesgo de que otras personas puedan sufrir la enfermedad, bien basadas en proteínas del suero de pacientes con glaucoma o bien en estudios genéticos”.

 

 

El mayor conocimiento de los genes asociados a esta patología ayudará en el futuro a los oftalmólogos a determinar mejor los riesgos individuales de desarrollar la enfermedad, así como a establecer una terapia personalizada más efectiva. En este sentido, el Profesor Luis Fernández-Vega, presidente de la Fundación de Investigación Oftamológica, destaca la importancia de que el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega cuente con un centro de investigación como es la Fundación de investigación,  el cual da apoyo a la unidad clínica de glaucoma, “ya que cualquier avance que podamos conseguir en investigación básica podría trasladarse inmediatamente a la clínica en beneficio del paciente”.

 

 

Aitana Martínez, presidenta del Consejo Territorial de la ONCE, comenta que este tipo de charlas son muy necesarias para concienciar de la necesidad de detección temprana del glaucoma, ya que en estadios tempranos se puede controlar. El colectivo de afiliados a ONCE que tiene discapacidad visual está realmente interesado en conocer los nuevos avances y tendencias de investigación en el campo oftalmológico puesto que directamente están afectados por enfermedades visuales.

 

Entre las distintas líneas de investigación llevadas a cabo por la Unidad de Enfermedades Neurodegenerativas de la Fundación de Investigación del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, destacan varios estudios dedicados al diagnóstico precoz de la enfermedad. Según el doctor González, la investigación se concentra en la búsqueda de biomarcadores proteicos de la enfermedad y el estudio de los genes de riesgo asociados: “La identificación de biomarcadores permitiría distinguir bioquímicamente entre los distintos tipos de glaucoma y estimar la progresión de la enfermedad. Más aún, ayudaría a diagnosticar precozmente a individuos afectados por esta patología y abordar así el tratamiento de la enfermedad en etapas tempranas, reduciendo considerablemente la pérdida de visión que se va produciendo gradualmente en los pacientes glaucomatosos antes de ser diagnosticados”.

 

La alta incidencia del glaucoma entre la población occidental contrasta con la falta de conciencia social y con el hecho de que más del 50 por ciento de los pacientes que sufren glaucoma en España no está diagnosticado, según el profesor Luis Fernández-Vega, director médico del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, quien incide en la importancia del diagnóstico para evitar la ceguera: “El desarrollo de la enfermedad se puede ralentizar si se logra detectar a tiempo. Por eso es tan importante realizarse las revisiones y contar con la última tecnología en diagnóstico y tratamiento”.

La falta de diagnóstico se debe, tal y como explica el doctor Pedro Pablo Rodríguez Calvo, especialista en glaucoma en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, a la falta de síntomas de la enfermedad: “Se trata de una enfermedad silenciosa. Los pacientes pueden ir perdiendo el campo visual progresivamente sin darse cuenta”. Para evitar la ceguera irreversible, recomienda realizarse una revisión cada año y medio a las personas mayores de 40 años, aquellas que tengan antecedentes familiares, diabetes o alta miopía deben tener más precaución. 

 

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.